fbpx Saltar al contenido

Quieres hacer tu propio joyero?

DIY TU PROPIO JOYERO

El día a día, las prisas, que me voy a poner mañana?, las combinaciones, los niños, la casa, el trabajo nos lleva a mucho estrés y en múltiples ocasiones al desorden en general y no encontrar nada de lo que buscamos y a perder bastante tiempo al hacerlo.

Sobretodo, cuando se trata de cosas como nuestras joyas, las que solemos dejar en la repisa, encima de la mesita de noche … al menos yo, reconozco, que me cuesta bastante mantenerlas ordenadas, cada una en su cajita o en el joyero.

Por este motivo, me puse manos a la obra en la búsqueda de algún tipo de joyero hecho a mano, que lo pudiera tener a la vista, que fuese práctico y no lo tuviera que ir a buscar en el fondo de mí armario; pero sobretodo que mis joyas se mantuvieran ordenadas, y que pudiese formar parte, a la vez, de la decoración de nuestra habitación o vestidor.

Encontré varias cositas que me parecieron muy bonitas, divertidas, originales, a la moda… y de todas ellas encontré una que me impactó y me gustó muchísimo porque cumplía con mis necesidades y seguramente con muchas de las vuestras. Y me preguntaréis si tenéis que comprar materiales, y la respuesta es, sí, pero os van a costar muy poquito dinero.

Los materiales que vais a necesitar son los siguientes:

 

                                

  • Ramas de árbol, yo las compré en http://www.mitiendadearte.com
  • Cuerda de cáñamo
  • Hembrillas abiertas y cerradas en diferentes tamaños, no las compréis demasiado pequeñas porque no os van a servir. Tienen que ser entre 2 y 3 cm de largo; y el color las hay diferentes pero a mí me gustan en color latón. Las podéis conseguir en cualquier ferreteria, cerca de vuestra casa.

El joyero que vamos a realizar es de estilo boho, muy actual!!

Vamos a ponernos manos a la obra!

En primer lugar cogemos la cuerda de cáñamo, cortamos tres tiras largas, 40cm aprox. anudamos a un extremo y  trenzamos, una vez terminado volvemos a anudar.

Cogemos la rama y en cada una de los extremos, le clavamos dos hembrillas cerradas, pasamos la trenza realizada con la cuerda de cáñamo y le hacemos un nudo bien hecho para que aguante.

                                       

En la parte frontal de la rama le iremos clavando con cuidado las hembrillas cerradas o abiertas, según nos vaya mejor, primero, ponemos la hembrilla donde nos gustaría, calculando bien el espacio y el número de hembrillas que queremos poner para que quede bonito y podamos colgar bien los collares y pulseras. Cogemos una hembrilla la ponemos allí donde queremos ponerla, le damos con un martillo hasta hacer un agujerito y luego lo acabamos de enroscar con la mano; al final hay que hacer un poco de fuerza pero lo puede hacer todo el mundo. Así uno a uno hasta que las pongamos todas. Esta que cogemos para hacer el agujero inicial, al final, se deformará y no la podremos utilizar, tenéis que tener una o dos para esto, o alguna puntilla que tengáis en casa.

Clavamos una puntilla en la pared y ya lo podemos colgar. Podemos hacer uno para los collares, otros para las pulseras de diferentes tamaños, según las joyas que tengamos, y colgarlos a diferentes alturas para que quede más bonito.

Espero que os haya gustado, que lo hagáis y por supuesto vuestro comentarios o preguntas.